• Plan

Por fín, nuestro equipaje — Our luggage, finally

El retraso de nuestro equipaje nos ha traído más molestias logísticas que económicas. Finalmente, al llegar resultó que solo una de las maletas se había quedado en Londres. Y era esa en la que llevábamos las cosas para el camping, así que no lo necesitábamos hasta dentro de una semana o así. En el aeropuerto rápidamente gestionaron el caso, y nos dieron una tarjeta de crédito con 250 dólares (50 por persona) para compensar por lo que tendríamos que comprar para aguantar hasta que nos devolvieran nuestras cosas. La maleta perdida llegaría a nuestro hotel la noche siguiente, así que dejamos de preocuparnos.
El siguiente día, ayer,  ya teníamos que dejar ese hotel de Fénix y venir a Page, pasando por Sedona y el Gran Cañón, así que madrugamos y nos preparamos para salir pronto. Cuando fuimos a por la maleta, resultó que no estaba. El mesajero que llegó a las 2 de la madrugada no pudo dejarla en el hotel, porque la habitación estaba a mi nombre, y la maleta a nombre de Rafal.
Y aquí empezó lo bueno: llamadas y más llamadas, información y desinformación… por fin logramos la promesa de que nos dejarían la maleta en nuestro hotel de Page, y salimos con más de dos horas de retraso sobre el horario previsto.
~~~~~~~~~~~~~~~~~
The delay of our luggage brought us logistical problems, rather than economical ones. Finally, only one bag was delayed, and luckily it was the one containing mostly camping gear, we don’t need until next week. After landing, the arrangements for baggage claim were short and nice. We received a card with 250$ credit for the expenses related with the delay of our things (50$ for each person). The bag was going to arrive at our hotel in Phoenix the next evening, so the timing was just perfect.
The day after (yesterday) we were suppossed to leave Phoenix an drive to Page, stoping in Sedona and Grand Canyon. We woke up early, packed and were ready to go at 7:30. Went to the hotel reception and… the bag wasn’t there. It happened that the courier that had to drop it at 2am that night couldn’t do it because the room was registered to my name, and the bag to Rafal’s name, so the hotel’s receptionist didn’t want to accept it.
In that moment started a long process of phone calls, information and misinformation that resulted in the promise of delivering our bag directly in our hotel in Page.
So we left Phoenix with more than 2 hours over the planned schedule.

  • Plan